Westie

Westie

Westie

es un perro pequeño lleno de energía, muy inteligente y agradable de entrenar gracias en particular a una gran resistencia que no puede envidiar a los perros atléticos más grandes. Por lo tanto, un Westie puede ser el candidato ideal para compartir una vida familiar y actividades caninas que pueden ser muy exigentes.

Su documento de identidad
Nombres: West Highland white terrier, Westie (o Western Highland White Terrier).

Grupo: Grupo n°3: Terriers. – Sección n°2: Pequeños Terriers. Sin prueba de trabajo.

Altura a la cruz: el macho Westie mide entre 26 y 28 cm y la hembra también.

Peso: El Westie (macho o hembra) pesará un promedio de 8 kg y el macho puede pesar hasta 10 kg.

Color: Los Westies tienen un pelaje totalmente blanco.

Pelo: El pelo del Westie se compone de dos partes: un subpelo corto y suave y un topcoat de unos 5 cm de grosor que es bastante duro.

Cuidado del cabello: la capa blanca del Westie requiere un cuidado especial para mantener este color, por supuesto. Se recomienda el cepillado diario para evitar los nudos y para eliminar todo lo que el Westie pueda acumular en su pelo (su vientre y su pelo de longitud media están muy cerca del suelo).

Cuerpo: El Westie es un perro de constitución sólida.

Cabeza: La cabeza del Westie está en ángulo recto con el cuello, a diferencia de otras razas que tienen una cabeza que se extiende desde el cuello. El Westie tiene una cabeza bastante cuadrada y delgada, bien amueblada con pelo.

Ojos: Los ojos del Westie son oscuros y están muy separados. Su mirada es bastante aguda, debido a su inteligencia y gran malicia.

Orejas: Las orejas de los Westies son pequeñas, rectas y de forma triangular.

Cola: La cola del Westie es recta y puede medir hasta 15 cm, provista de pelo duro y a menudo levantada (pero nunca curvada en la espalda).

Esperanza de vida: unos 13 años de media.

Necesidad de gasto: significativa.

Nota: El Westie inicialmente sigue siendo un perro de trabajo, que necesita tanto esfuerzo físico como mental. Por lo tanto, será necesario garantizar que se ofrezcan largas caminatas para satisfacer sus necesidades físicas, mentales, olfativas y sociales.

Además, las caminatas simples no serán suficientes para llenar su energía desbordante, las actividades caninas serán esenciales para mantener su equilibrio.

Actividades posibles: todas las actividades posibles, incluyendo el aprendizaje del tour, el baile del perro, el rastreo, las caminatas, la agilidad, etc.

Vivir en un apartamento: posible.

Nota: A pesar de su gran necesidad de gasto, especialmente en grandes espacios, el Westie podrá adaptarse a la vida en apartamentos si sus necesidades de gasto están suficientemente cubiertas. Por lo tanto, será necesario sacarlo de la ciudad para permitirle relajarse, a veces durante varias horas.

Los Westies no deben confundirse con ninguna raza pequeña de perro de placer, siguen siendo un perro de trabajo, un terrier, por lo que son muy activos y necesitan hacer ejercicio adecuadamente.

Compatibilidad con los niños: posible.

Nota: El Westie, a pesar de su independencia, estará muy apegado a su grupo social. La presencia de un niño no es absolutamente incompatible con la adopción de un Westie. Su necesidad de hacer ejercicio se puede satisfacer jugando con los niños (bajo la supervisión de un adulto, por supuesto).

Coste de adquisición: entre 900 y 1400 euros para un Westie reproductor.

Presupuesto mensual: entre 25 y 35 euros.

Convivencia con otros animales: posible.

Nota: si se socializa adecuadamente, el Westie podrá coexistir con otros animales, especialmente si ha sido criado con ellos. Sin embargo, no olvidemos que el Westie tiene un fuerte instinto de caza, que debe ser controlado y anticipado.

Robustez: el Westie es un animal muy fuerte, muy robusto a pesar de su pequeño tamaño.

Su historia

El Westie viene directamente de las tierras altas del oeste de Escocia, como su nombre indica. Es descendiente directo de los antiguos terriers escoceses. Los Westies fueron reconocidos oficialmente por el TPI en 1954.

Su carácter

El Westie es un perro muy activo, que puede ser un gran perro deportivo si se entrena. A pesar de su temperamento bastante independiente (sigue siendo un terrier), podrá mostrarse fiel y leal a su grupo social. Es un perro inteligente al que le encantará aprender y ser estimulado mentalmente.

Su educación

El Westie será un perro muy agradable de adiestrar, sobre todo porque le encanta aprender, como a todos los perros de trabajo, el gasto mental será un verdadero placer para él.

Sin embargo, será necesario establecer reglas de convivencia en el hogar que sean respetuosas y una educación bastante firme (sin violencia, siendo justas y coherentes) para que el Westie no haga lo que le plazca (recuerde el temperamento independiente de esta raza).

Cualquier problema de salud que pueda tener
Habrá que estar atentos a posibles problemas dermatológicos a partir de cierta edad. Usted también necesitará estar alerta sobre el riesgo de fibrosis pulmonar, hable con su veterinario.