Terrier japonés

Terrier japonés

El Terrier Japonés es absolutamente desconocido en Francia. Sin embargo, es una raza que merece ser conocida, porque tiene muchas cualidades. Ella es tanto un pequeño perro terrier como una maravillosa perra de compañía. Pequeño perro elegante, tiene un carácter alegre, es un buen comunicador con los niños. Su carácter vivo y tranquilo seduce a muchas familias de su país de origen. Actualmente, muy pocos perros de esta raza están registrados en el L.O.F. francés (alrededor de 70). Por lo tanto, sigue siendo una raza rara.

Su documento de identidad

Nombres: Terrier Japonés, Nippon Terrier, Nihon Teria, Terrier Japonés.

Grupo: Grupo n°3: Terriers. – Sección n°2: Pequeños Terriers. Sin prueba de trabajo.

Altura a la cruz: entre 30 y 33 cm.

Peso: alrededor de 4 kg.

Color: El terrier japonés puede tener un vestido tricolor con negro, fuego y blanco. Pero también puede ser simplemente en blanco y negro.

Pelaje: el pelaje es corto y suave. También debe ser denso y brillante.

Cuidado del cabello: este cabello corto se puede cepillar con un cepillo suave. Es fácil de mantener.

Cuerpo: compacto. Sus proporciones armoniosas y equilibradas lo convierten en un perro elegante.

Cabeza: cráneo plano y moderado, con un stop no muy pronunciado y una nariz completamente negra.

Ojos: Los ojos del Terrier Japonés deben ser de tamaño mediano y siempre de color oscuro. Deben tener forma ovalada.

Orejas: Colocadas en lo alto del cráneo, tienen forma de V y son moderadamente pequeñas y delgadas, cayendo hacia adelante.

Cola: La cola del Terrier Japonés es delgada, se curva hacia la punta cuando es natural. En algunos países se acorta.

Esperanza de vida: unos 13 años.

Necesidad de gasto: moderada.

Nota: El Terrier Japonés tiene una necesidad moderada de gasto. A pesar de sus fuertes habilidades, no es necesariamente un gran deportista. Por otro lado, tendrá que ser gastado todos los días, tanto física como mentalmente. Si no es así, el dueño corre el riesgo de tener un perro con una pata mala, lo que puede provocar problemas de comportamiento, como ladridos, destrucción o incluso ensuciamiento diario. Necesitará al menos una hora de caminata al día, todos los días de la semana, o incluso más si el maestro tiene un jardín.

Actividades posibles: El Terrier Japonés es un perro pequeño y versátil que disfrutará de muchas actividades, especialmente si está con su dueño. Es un maravilloso perro de agilidad, su pequeño tamaño lo hace muy hábil en esta actividad. También puede seguir, treiball, flyball, canirun y senderismo. No realizaremos actividades de tracción que no se adapten en absoluto a nuestro tamaño.

Vivir en un apartamento: posible.

Nota: El Terrier Japonés es un perro de compañía muy bueno, que se adapta fácilmente a vivir en un apartamento.  Es un perro dócil que puede ser olvidado si no se le cuida, y especialmente si se satisfacen todas sus necesidades diarias. Si puede vivir en un apartamento, tendrá que ser enseñado a permanecer solo para que no vocalice en ausencia del maestro, y que cause daños en la casa. También tendrá que ser sacado varias veces al día.

Compatibilidad con los niños: posible.

Nota: El Terrier Japonés es un perro dócil que disfrutará compartiendo el tiempo de juego con los niños. Pero para que esto suceda, será necesario enseñarle a involucrar a los niños de una manera positiva. También será necesario que los niños respeten al perro, dejándolo solo cuando come o duerme. Los niños y el perro nunca deben ser dejados solos sin la supervisión de un adulto para evitar accidentes. La mejor manera de hacerlo es regular o prohibir áreas como la habitación de los niños y el sofá.

Coste de adquisición: unos 1000 euros.

Presupuesto mensual: alrededor de 40 euros / mes de media.

Convivencia con otros animales: posible.

Nota: El Terrier Japonés puede coexistir con otros animales, al igual que muchas otras razas. Simplemente necesita ser socializado positivamente con otras especies tan pronto como sea posible, cuando sea posible. Sin embargo, todavía existe un animal carnívoro con instinto de caza, por lo que podría herir o matar a un animal más pequeño que él, que habría confundido con una presa. Por lo tanto, tendrá que ser educado si está en presencia de otros animales.

Robustez: es un perro que no es frágil por naturaleza.

Su historia

Es una raza moderna que data del siglo XVII. La raza es el resultado de un cruce entre un Fox Terrier de pelo liso, un Toy Terrier Inglés negro y fuego y el English White Terrier, que ahora es una raza extinta. En ciudades portuarias como Kobe o Yokohama, estas razas eran muy apreciadas como “perros de mujer”. Las mujeres ricas se pavoneaban con ellos. Al principio, la raza no tenía una apariencia realmente definida, su estándar fue registrado en 1930 en el club de la perrera japonesa.

Su carácter

Su carácter alegre y dócil lo convierte en la combinación perfecta para un perro de compañía. Puede seguir a sus maestros a todas partes porque es de buena lealtad. Juguetón y expresivo, sabe hacerse entender cuando quiere estar en contacto y jugar. Inteligente, será capaz de hacer que sus maestros se vuelvan locos durante el período juvenil, antes de establecerse naturalmente a medida que envejece.

Su educación

El Terrier Japonés es un terrier fácil de entrenar. Tendrá que ser socializado al máximo, si queremos disfrutar de su compañía y sobre todo si queremos que esté cómodo. Esto hace que la educación sea más fácil. Esto debe ser benevolente, y no conducir a conflictos, con el riesgo de que el perro desarrolle agresividad o miedo. La educación a través del juego es un método perfecto para esta raza. Necesitará motivación y aliento para aprender lo más rápido posible.

Cualquier problema de salud que pueda tener

No hay problemas de salud en esta raza.

Crédito de la foto: por Pleple2000 (Trabajo propio)[GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) o CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], vía Wikimedia Commons