Corgi

Corgi

Corgi

Directamente de Gran Bretaña, el Corgi es conocido en todo el mundo, gracias en particular al especial afecto de la Reina Isabel II de Inglaterra por esta raza. Inicialmente utilizado para el pastoreo y el pastoreo, el Corgi se ha convertido, a lo largo de los años y después de la revolución industrial, en un verdadero perro de compañía, capaz de adaptarse a muchos entornos de vida.

Su documento de identidad
Nombres: Corgi o Corgi galés. Tenga en cuenta que hay dos tipos de Corgi: Corgi Cardigan (bastante raro) y Corgi Pembroke (que es el más común). Sin embargo, los dos tipos siguen siendo bastante similares en muchos aspectos.

Grupo: Grupo n°1: Perros pastores y perros pastores (excepto perros pastores suizos). – Sección n°1: Perros pastores. Sin prueba de trabajo.

Altura a la cruz: entre 25 y 30 cm.

Peso: entre 10 y 12 kg para los machos y entre 9 y 11 kg para las hembras.

Color: hay muchos vestidos para el Corgi: blanco, “amarillo”, cervato, marrón, negro o gris. Además, el Corgi puede ser bicolor, tricolor o con pelaje variado. Sin embargo, el color blanco no debe dominar.

Pelo: el pelo del Corgi es corto para la mayoría de ellos o medio largo para algunos.

Cuidado del cabello: El cuidado del cabello de Corgi es principalmente un peinado regular.

Cuerpo: forma alargada. El galés Corgi tiene pocas piernas. La estructura ósea es sólida.

Cabeza: podríamos comparar la cabeza del Corgi con la de un zorro.

Ojos: los ojos del Corgi son redondos, de tamaño mediano y a menudo de color marrón, pero para el Corgi Cardigan se aceptan los ojos azules o verrones.

Orejas: Las orejas del Corgi son muy grandes, bastante desproporcionadas con el resto de su cuerpo, lo que le da una apariencia a veces divertida. Sus orejas son rectas con puntas redondeadas.

Cola: Al igual que su cabeza, la cola del Corgi se parece a la de un zorro, es moderadamente larga para el Corgi Cardigan y más corta para el Corgi Pembroke.

Esperanza de vida: entre 13 y 14 años de media.

Necesidad de gasto: significativa.

Nota: Dado que el Corgi es inicialmente un perro de trabajo, en realidad requiere mucho gasto. Por lo tanto, nos aseguraremos de ofrecer salidas diarias, ricas en estímulos mentales y olfativos para canalizar la energía de este pequeño perro de la forma más eficaz posible.

Actividades posibles: paseos, pastoreo, treiball, agilidad, tracking, sesiones de juego de escaramuza, etc.

Vivir en un apartamento: posible.

Nota: Es muy posible adoptar un Corgi cuando se vive en un apartamento. Sin embargo, será necesario ofrecerle salidas regulares durante el día, así como actividades ocupacionales para que pueda hacer ejercicio físico, mental y oleoso.

Compatibilidad con los niños: posible.

Nota: el Corgi siendo un animal muy sociable, podrá vivir con niños. Sin embargo, como con todas las razas de perros, habrá que establecer normas de seguridad para evitar el riesgo de mordeduras de niños.

Coste de adquisición: se necesitan alrededor de 1000€ para adoptar un Corgi de cría.

Presupuesto mensual: entre 20 y 30 euros.

Convivencia con otros animales: posible.

Nota: También es posible, sin embargo, hacer una buena presentación antes de que el Corgi acepte otro animal en su casa. Además, como el Corgi es un perro de pastoreo en su base, podría tener una tendencia (desafortunada o no) a querer controlar las idas y venidas de los miembros del grupo social.

Robustez: el Corgi es un animal muy robusto, que generalmente sólo va al veterinario para el cuidado anual tradicional.

Su historia
El Corgi se utilizaba principalmente para ayudar a los ganaderos a agrupar su ganado para ir a los distintos mercados de la zona. Con el paso de los años, esta práctica ha desaparecido y el Corgi se ha convertido en un perro de compañía.

En cuanto a sus orígenes, no están muy claros, pero se asume que el Corgi provendría de un cruce entre un Border Collie y un Sealyham Terrier, pero esto nunca se ha confirmado realmente.

Su carácter

El Corgi es un perro robusto, vivo, activo e inteligente. Su inteligencia puede a veces desarmar a algunos propietarios que verán más insolencia y cierta tenacidad y que tendrán dificultades para enmarcar a su pequeño Corgi. Sin embargo, el Corgi es un perro muy entrañable que estará muy cerca de su dueño si este último satisface adecuadamente sus necesidades.

Su educación

El Corgi, por su inteligencia, a veces puede hacer que sus maestros pasen por un infierno. Por lo tanto, es necesario establecer, tan pronto como llegue, reglas muy claras para vivir en casa. La actitud de todas las personas en el hogar tendrá que ser muy consistente.

Por lo tanto, será necesaria una educación “firme” (pero no violenta) para evitar cualquier repercusión.

Cualquier problema de salud que pueda tener

Como se mencionó anteriormente, como el Corgi es un perro robusto, es muy raro encontrar casos de enfermedades hereditarias. Sin embargo, el galés Corgi puede sufrir:

Atrofia retiniana progresiva.
Cataratas.
Trastornos renales y urinarios.